domingo, 22 de mayo de 2011

Letra D: se suman nuevas palabras y todo termina en una duda aún no resuelta (creo) en ninguna película del género. Se leen todas en la página ALEGORÍAS. A modo de ejemplo: Dios: Los extraterrestres nos llevaron a sus hogares, circulares y sin gravedad, y nos preguntaron acerca del viaje. Sólo cuando quisieron saber cómo es el paraíso, comprendimos que nos consideraban Dioses. El capitán, mi hermano y yo estuvimos de acuerdo en aprovechar el error. Mentimos y exigimos. Dimos órdenes. Creamos reglas absurdas. Hasta que, unas cuantas horas después el capitán, cansado, pidió de comer. Lo mataron de inmediato. Los Dioses no comen, dijo uno de los extraterrestres. Mi hermano y yo entendimos que no podríamos comer delante de ellos si queríamos vivir. Yo tenía una píldora en el traje, pero entendí que mi hermano no. A la noche, luego de una fiesta, mi hermano trató de quitarme la píldora. Yo no lo maté. Ellos lo hicieron. El día siguiente me tragué la píldora. A los cuatro días les rogué. Tenía hambre. A los seis creí morir y a los once entendí que ya no necesitaba comer. Ya no necesitaba nada. Me había convertido en lo que ellos querían que fuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario