viernes, 30 de marzo de 2012


Tristeza


Fue el peor recital de su vida. En el momento cúlmine de un tema que quería mucho y el público siempre esperaba escuchar, erró un acorde. Fue un error grosero y arruinó todo el punteo. Para colmo, nadie, pero nadie entre el público lo notó.



No hay comentarios:

Publicar un comentario