sábado, 21 de septiembre de 2013

Clasificación de la memoria



La clasificación sobre la memoria que esbozó un señor de pelo rizado canoso y lentes redondos que parece tener problemas para caminar y usa los pantalones demasiado largos porque se pliegan en infinitas posibilidades desde los tobillos a la rodilla podría ser así:

1 - Memoria inesperada: surge sin motivo

2 - Memoria oculta: recuerdo algo que enmascara otra cosa

3 - Memoria absoluta: lo recuerda todo, pero eso le quita la capacidad de pensar (Funes el memorioso)

4 - Memoria ajena: lo que otros recuerdan de nosotros en situaciones que olvidamos

Aunque puede ser que la última no la haya manifestado el señor de pelo rizado canoso y de lentes redondos. 

Dijo más cosas. Muchas más. Intentó generar una necesidad insoportable de leer el cuento "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius", aunque antes habría que leer "Tres versiones de Judas". Y entre tantas cosas que dijo, dio a entender que usar el buscador de google equivale a meterse en la cabeza de Borges. Como si el escritor fuera la inspiración de Spike Jonze y todos los cibernautas fueran el personaje de John Cusack metiéndose en la cabeza de John Malkovich cada vez que escriben una palabra, por inocente que sea, en cualquier buscador de Internet. Al apretar "acepto" "Voy a tener suerte" o cualquiera combinación infinita, el hombre de pelo rizado canoso y anteojos redondos, infiere que el doble click es el pasaje del ser humano a la cabeza infinita de Borges viva aún en ese artificio cibernético que en otros tiempos tuvo una precursora hermana menor llamada enciclopedia británica.






No hay comentarios:

Publicar un comentario