martes, 21 de febrero de 2012


Soledad


Después de cinco días de atraso se hizo el test. No fue a trabajar, se quedó sola, en su casa. El test le dio negativo. No estaba embarazada.
–Es una suerte ser invulnerable. Es una suerte no arruinarse la vida ni atarse a nada –le mintió al espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario