domingo, 25 de septiembre de 2011

Publicado hoy en el diario La Capital de Mar del Plata se agrega al diccionario de Alegorías o todo lo contrario:

Karma: El dios Yama maldijo a los humanos. Su sistema de encarnaciones, tan exacto como equitativo, por primera vez se veía alterado porque los seres humanos habían ideado un sistema que permitía usar a las moscas como energía para mantener encendidas sus lámparas. ¿A quién carajo se le puede ocurrir usar moscas como fuente de energía? fue la primera pregunta que se hizo el dios Yama. Pero lo que en realidad quería deducir era qué hacer con todas esas almas reencarnadas que tenían destinado morir en la basura y no alimentar las marquesinas y lámparas eléctricas. Sus ayudantes, incapaces de responder, huyeron, asustados, y el dios Yama los condenó a morir atraídos por el sol. Como sus pobres moscas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario